EngradeWikisQUINTO NIVEL › DEJANDO TU LEGADO.

DEJANDO TU LEGADO.

Acciones para heredar tu vida en otras personas

Objetivo:

Que los hermanos aprendan a heredar su vida en otras personas.


Cita Bíblica: Filipenses 4:9 “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí,
esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.”

Introducción:

El valor duradero del líder se mide por la sucesión. Por esto sabemos
que Jesús supo dejar un legado a sus discípulos, pues se dedicó a formarlos durante tres
años, de tal manera que han pasado más de 2,000 años y el legado de su liderazgo “vive
hoy”. En este tiempo tu reto es que dejes un legado, que formes a otro y viertas tu vida
en él. Mientras más profundo sea tu legado más años vivirá tu liderazgo a través de otras
personas.

Veamos las siguientes acciones que te harán dejar un buen legado:

1. Demuestra que tienes compromiso.



Lucas 14:25-26 BLS “Una gran cantidad de gente caminaba con Jesús. De pronto,
él se volvió y les dijo: 26«Si alguno de ustedes quiere ser mi discípulo, tendrá que
amarme más que a su padre o a su madre, más que a su esposa o a sus hijos, y más
que a sus hermanos o a sus hermanas. Ustedes no pueden seguirme, a menos que me
amen más que a su propia vida”. La primer evidencia de un discípulo de Cristo que
desea dejar un legado es el compromiso con él, tanto que Jesús es enfático al decir
que nadie podrá ser considerado su discípulo si no lo ama más que todas las cosas
incluyendo a sus seres queridos, esto en ningún momento es un llamado a despreciar
a la familia sino a tener un amor más profundo por Jesús sobre todas la cosas. Todos
en la vida nos comprometemos con algo o alguien, Jesús nos dice que debemos
hacer un compromiso con él para ser considerados verdaderos discípulos y no sólo
seguidores. La diferencia entre un seguidor y un discípulo es el compromiso.

2. Demuestra que eres diligente.

Proverbios 22:29 “Has visto hombre solícito en su trabajo?
Delante de los reyes estará; No estará delante de los de baja
condición.”

● Se Diligente para buscar discípulos. Jesús eligió a doce discípulos siendo
diligente al buscarlos y llamarlos al ministerio. Fue al lugar indicado. Tus
discípulos debes buscarlos y formarlos, pensando que serán tus sucesores y
correrán contigo en el Círculo Familiar o en el ministerio.


● Se Diligente al dedicarles tiempo, esfuerzo y recursos. Debes convivir
con tus discípulos. Ora, escudriña la Biblia, ayuna, haz la obra de Dios con ellos
y enséñales a enfrentar la vida diaria. Se diligente para dar lo mejor de ti y vaciar
tu vida en otra persona.

3. Demuestra que eres proactivo.

Proverbios 6:6-7 “Anda a ver a la hormiga, perezoso; fíjate en lo que hace,
y aprende la lección: 7 aunque no tiene quien la mande ni quien le diga lo
que ha de hacer”

● Un líder proactivo. Al igual que la hormiga, ser proactivo es accionar, sin
necesidad de ser presionado, es tener iniciativa, y no reaccionar hasta que te digan
que hacer. Como líder actúa, y no reacciones. Un líder proactivo, es aquel que
tiene “chispa” para hacer una tarea.


● Un líder que enseña con el ejemplo. Este es el mejor método de influencia
para dejar un legado. Pablo dijo en Filipenses 4:9 “Lo que aprendisteis y
recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con
vosotros.”, y en 1ª Corintios 11:1 también dijo: “Sed imitadores de mí, como yo
de Cristo”. No olvides que necesitas capacitar, entrenar y formar a tus discípulos,
y tu ejemplo hablará mejor que mil palabras. Tu elocuencia nunca superará tu
ejemplo.

4. Demuestra que eres afectuoso

Filipenses 1: 7 “por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones,
y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois
participantes conmigo de la gracia.” A pesar de la adversidad, y aún
en las prisiones, Pablo indica que los llevaba en el corazón. Los hermanos lo
conocían, y sabían que incluso en la adversidad Pablo manifestada un gran amor
hacia los hermanos, el sufrimiento y la situación adversa no disminuía lo que sentía
hacia todos sus seguidores.

● Ama a las personas, no sus recursos. 2ª. Corintios. 12: 14-15 “He aquí,
por tercera vez estoy preparado para ir a vosotros; y no os seré gravoso, porque
no busco lo vuestro, sino a vosotros, pues no deben atesorar los hijos para los
padres, sino los padres para los hijos. 15Y yo con el mayor placer gastaré lo
mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas, aunque
amándoos más, sea amado menos.” Pablo no estaba esperando ser retribuido por
el amor que manifestaba a los hermanos en Corinto, lo hacía porque los amaba,
aunque él fuera amado menos. Amaba a los hermanos no a sus bienes.


● Ama a las personas, disfrutando tu tiempo con ellos. Debes disfrutar
pasar tiempo con la persona que estás formando. Romanos 15:32 “para que con
gozo llegue a vosotros por la voluntad de Dios, y que sea recreado juntamente
con vosotros. 33Y el Dios de paz sea con todos vosotros. Amén.” Deja tu legado
discipulando, desarrollando y formando líderes, teniendo un profundo cariño
y amor por ellos, como de padre a su hijo. Mira a tus discípulos, como a hijos
espirituales, disfrutando con ellos.

5. Demuestra sacrificio por la causa de Cristo


Lucas 14:27 “Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi
discípulo”. Jesús fue claro desde un inicio en decir que para ser su discípulo
es necesario llevar su cruz, con esto nos dice que tendremos que esforzarnos y
sacrificar muchas cosas tales como tiempo y dinero para ser considerados verdaderos
discípulos. Esto no quiere decir que sea un evangelio de sufrimiento, sin embargo nos
pide que seamos esforzados y sacrificados cuando así nos sea demandado. Esto puede
ser estar en los momentos de dolor de las personas de tu círculo íntimo y ayudarles
económicamente cuando sea posible. La gente está dispuesta a pagar un alto precio
por algo que valora.

Conclusión:

Cuando dejas un legado tu ministerio trascenderá a través de las
generaciones, tu ministerio nunca se acabará pues las personas que
formaste lo mantendrán vivo a través de su vida.
    Close